lunes, 2 de diciembre de 2013

Seguro que ya lo sabéis, pero el sábado se mató Paul Walker en un accidente de tráfico, este actor de 40 años era el rostro que te venía a la mente cuando pensabas en coches tuneados, carreras, Fast & Furious o Need for Speed.
No me apetece hacer una entrada banal e hipócrita de la que murió haciendo lo que más le gustaba, o lo injusto que es que alguien que era conocido por coches y velocidad se haya matado en una combinación de ambos factores, prefiero decir que era una cara nostálgica que recordaba a tiempos más sencillos en los que eramos un poco más ignorantes y mucho más felices. 



1 comentario:

  1. Pues no sabía. Una pena.

    Ahora solo nos queda Vin Diesel. :P

    ResponderEliminar